COAGULACIÓN Y HEMOSTASIA

La hemostasia lleva consigo la formación de coágulos sanguíneos para detener la hemorragia de los vasos dañados, los sistemas naturales anticoagulantes y fibrinolíticos que limitan la formación del coágulo al lugar de la lesión, impidiendo la formación de coágulos mas allá del vaso dañado. Los defectos en cualquiera de estos procesos conllevan a trastornos hemorrágicos, defectos de coagulación o fibrinolisis que conducen a la hipercoagulabilidad. El laboratorio de Coagulación y Hemostasia no solo sirve para el monitoreo de anticoagulantes (TP, INR) sino para detectar factores de riesgo en exámenes como Anticoagulante Lúpico y Factor V de Leiden en pacientes que han presentado trombosis consideradas como una urgencia médica.